Dale Play y Escucha "Desafío puro llano" desde el Edo. Portuguesa

martes, 22 de noviembre de 2016

Alcides Padilla "Guayabo no mata gente"



ALCIDES PADILLA. EL COPLERO DEL PALITO Nacido en el caserío EL PALITO, Municipio Rojas. SANTA ROSA DE BARINAS, Barinas, Venezuela. Un 24 de Agosto de 1981. Se inicia en la canta criolla en el año 1997, participando el Festival Boca chico de Oro en el Departamento del Vichada, Colombia, obteniendo el primer lugar en el renglón contrapunteo. De allí logro trayectoria como festivaleros logrando más de 80 primeros lugares, entre los que se destacan Festival de la Feria del Sol en la Ciudad de Mérida, Festival turístico de Barquisimeto en el Estado Lara, el Campeón de Campeones del Ganadero de Oro en el Vigía, Estado Mérida, EL Araucano de la Frontera, Arauca Colombia, Canoero de Oro, en puerto López Departamento del Meta, Colombia. Cimarrón de Oro Edición Especial 2008, Yopal Casanare Colombia.

Cuenta con cinco trabajos discográficos

El primer titulado “mi canto alegre y sabroso” año 2000

Trabajo grabado con el acompañamiento musical de lisander tua en el arpa

Rodolfo adjunta en el cuatro

Marcos torres en el bajo 

Miguel Ostos en las maracas

El segundo titulado “el coplero del palito” año 2006

Tuvo el acompañamiento

Del maestro José archila en el arpa

Ramón mota en el cuatro

Eugenio “pepo Ledesma” en el bajo 

Las maracas Ernesto laya “layita”

El tercero titulado “me tengo que ir de la casa” año2011

Con José archila en el arpa

Ramón mota en el cuatro

Las maracas José Gregorio “toyoyo” archila 

Gilberto romero “cara e muerto”

En el tema “me tengo que ir de la casa” actuación especial del maestro ángel Vicente “chente” Bonilla en el arpa, Rubén Bonilla padre en el cuatro. Chente Bonilla en el bajo 

El cuarto titulado “mi mujer ta diferente” año 2014

Con el marco musical de

Ángel Vicente “chente” Bonilla en el arpa

Rubén Bonilla padre en el cuatro

Las maracas de Rubén Bonilla jr 

En el bajo de Rubén Bonilla jr 

En el tema mi mujer ta diferente actuación especial de Raúl mejías en las maracas y faddi lattuf en el bajo

En este año 2016 nos presenta su quinta producción musical titulada “guayabo no mata gente” con todos los temas de su autoría en letra y música acompañado por el gran maestro portugueseño ángel Vicente “chente” Bonilla y su agrupación integrada por Rubén Bonilla padre, Rubén Bonilla jr “el mago” y José Gregorio izarra “la garza” también acompañan en esta producción los maestros arpistas Rubén Bonilla padre en los temas “al derecho o al revés” y “qué bueno es estar vivo” Jorge Pérez en el arpa en el tema “estamos a mano” y Jefferson bolívar en el cuatro.

Esperando contar con el apoyo del público amante de la música llanera

Contactos de Alcides padilla:

Facebook: Alcides padilla

Instagram: copleropadilla

Teléfonos: 04143571758 y 04264866702
WhatsApp: 04143571758
Twitter: @alcidespadilla2
Email: alcidespadilla5@gmail.com

viernes, 10 de junio de 2016

"CUERDAS QUE LLORAN": Falleció una leyenda de la música llanera en Infante "Don Ramón Loreto"


ESPECIAL

Por: Juan Figueroa y Carlos Loreto

Valle de La Pascua || Guárico || Tiempo Real 24. En la mañana de este jueves 09 de Junio, a eso de las 10:00 am, falleció a sus 67 años, uno de los músicos más destacados en el ámbito del folclor sabanero, “Don Ramón Loreto”.

Este insigne músico ejecutor del arpa llanera, sucumbió tras una complicación cardíaca aunada al decaimiento por glucosas en la sangre entre otros males, padeciendo por varios meses al grado de caer en una cama clínica por tres días.

Entre mejoría y decadencia, luchó por tratar de mantenerse vivo al lado de su numerosa familia pero la imperdonable muerte le ganó la batalla que ahora dejó pesar entre sus seres queridos.

Ramón Loreto, nativo del caserío Los Algodones del municipio Leonardo Infante y radicado en Valle de La Pascua desde el año 1965, tempranamente mostró sus inquietudes musicales aprendiendo este oficio de su madre quien también tocaba la música llanera, al igual que todos sus hermanos, Tomas, Pedro, Yldemar y Ángel, los cuales formaron un grupo musical a temprana edad. Asimismo su hermana menor Luzmila Loreto nació con el don de ejecutar el arpa y se integraba cada vez que podía en las fiestas que amenizaban la agrupación "Los Hermanos Loreto".

Posteriormente aprendió a ejecutar otros instrumentos como: mandolina, guitarra, violín y hasta el teclado, y en el año 1969 conformó una banda musical bailable con el nombre de “PODER LATINO”, animando fiestas en la ciudad y sus alrededores. Su primera actuación fue en la feria agropecuaria de Valle de La Pascua, interpretando temas como: La Perra, La Tachuela, entre otras sonadas en el momento.




A lo largo de su historia musical, acompañó a grandes artistas de la canta criolla, con quienes se dio a conocer a nivel nacional como internacional, aclamado y reconocido por músicos y cantantes como Anselmo López, Reynaldo Armas, José Romero Bello, el poeta Ángel Eduardo Acevedo, Reina Lucero, Cristina Maica, Armando Martínez entre otros.

Fue Ramón Loreto, hombre de exquisita sensibilidad para la composición y ejecución de canciones que han dejado muy en alto su nombre, con temas que han pasado a ser del pueblo, que destilan querencia amor y sentimiento. Un personaje cuya vida fue un verdadero ejemplo de constancia, humildad y valentía, formando parte de estos fieles defensores y exponentes de la música llanera, quien con disposición dirigió su labor al rescate y a la conservación de la cultura venezolana.



Ramón Loreto con su pupilo Julio Pantoja

El virtuosismo de este interprete del arpa distinguida y promovida por su singular talento, por la exuberante energía y emotividad que plasmó en sus interpretaciones, como acariciando el arpa, quien la domó y descubrió sus secretos, el misterio de la musicalidad perfecta, el enlace inviable de la ejecución con la interpretación; un preludio con indudable elegancia y acierto.


Con su esposa e hija
Estamos ante uno de los que fue un grande entre los grandes ejecutantes del arpa llanera en el estado Guárico, quien conoció a la perfección los secretos de la ejecución, y la obra de su arte resbala sobre sus anchas espaldas. Portador patrimonial, el cual se destacó como impulsador de la música llanera, como expresión cultural convirtiéndose en patrimonio viviente de este pueblo.



También cantaba

Él dijo que quería
ser compositor, y lo fue

En sus últimos años de vida, tomó la pluma del verso para componer canciones que hasta él mismo logró cantar y grabar, pues era uno de sus sueños el componer canciones y darlas a conocer mediante su voz y de muchos cantantes de la zona. Esta nueva faceta de su trayectoria musical lo llevó a sentirse a gusto, pues él decía que antes de morir iba a ser compositor, y lo logró…

Su jocosidad era admirable por sus amigos, ya que donde él estaba siempre había sonrisas, pues se destacaba por echar chistes, hacer bromas, y tantas anécdotas que dejó; de las cuales se pueden recordar que era uno de los pocos músicos que “no tenía petitas en la lengua” para decirle a la verdad a cualquiera en el ámbito musical.



Era admirado entre sus amigos por su jocosidad

Don “Ramón Loreto” no solo dejó el recuerdo de la ejecución del arpa más otros instrumentos y letras musicales, sino que le dejó al país dos grandes músicos. Yergin y Yorgin Loreto González, hijos de matrimonio con Scarlet González de Loreto; quienes desde la edad de los 10 años comenzaron a enamorarse de la música viendo a su padre y tíos ensayando mientras ellos también agarraban los instrumentos para imitar a sus orgullosos parientes.



A lado de su hijo Yergin Loreto uno de los mejores músicos del país

Actualmente, estos hijos del fallecido arpista, ya andan por todo el país y países extranjeros, acompañando a grandes de la canta criolla como lo hizo su padre quien lamentablemente dejó de existir físicamente este día.


Versos a "Don Ramón Loreto”


“-Vuelve el folclor a enlutarse, el Guárico lo pregona, el bajo cuatro y capachos sin querer se desentonan.
-Al ver triste en un rincón, el arpa vieja y sonora, ya sin fuerzas y sin son, cabizbaja y rezongona.
-Pues quien peinaba sus crines, dándole un beso a la aurora, partió sin decirle adiós por eso sus cuerdas lloran.
-Los caminos de mi tierra, desde La Pascua a Cazorla, de Guayana hasta Caracas y hasta llanos de Colombia.
-Visten de luto y recuerdan, su fama talento y gloria, Ramón Loreto se ha ido, pero nos deja su historia.
-De un hombre que deja huellas, y un legado que apasiona, no serán igual las fiestas, Cantaclaro ni Panoja.
-El Reencuentro donde oíamos, también su voz cimarrona, demostrando ser completo, gentil y buena persona.
-Le corresponde a sus hijos, continuar su trayectoria, sus hermanos sus alumnos, que jamás muera su gloria.

-Hasta pronto paladín, mis versos a tu memoria, por eso y por mucho mas, hoy se oirán CUERDAS QUE LLORAN”… (Justo Figueroa).


Artículo original: https://tiemporeal24h.blogspot.com/2016/06/cuerdas-que-lloran-fallecio-una-leyenda.html?spref=fb
© Derechos reservados de Tiempo Real 24h

viernes, 13 de mayo de 2016

FRANCISCO “CANAPIAL” ROMERO POR: ALIRIO RAMÓN ACOSTA


Personajes en la historia
“Nadie es profeta en su tierra”, así reza un adagio bíblico el cual se manifiesta frecuentemente en profesionales y personajes prósperos que han conseguido la suerte o fortuna fuera del lugar de origen. Tal es el caso de José Francisco Romero Correa, conocido en su ámbito social con el seudónimo de “Francisco “Canapial” Romero y artísticamente como “El Canapial guariqueño”, personaje oriundo de Santa María de Ipire nacido el 19 de octubre de 1955, quien decide separarse del seno sus padres Pedro Joaquín e Irma Correa a los 17 años para ir a estudiar a Ciudad Bolívar, lares donde consigue su máxima estabilidad económica y andanzas en varios aspectos de la vida social bolivarense.

En su tierra natal estudia hasta el tercer año de secundaria en el Liceo Baltazar Padrón y luego en Bolívar alcanza el bachillerato para proseguir estudios y obtener la titularidad de Técnico Medio en Mantenimiento Mecánico en la ETI Antonio Díaz en Ciudad Bolívar, además emprendió carrera social en la sede de la UCV Núcleo Guayana la cual no culmina. Su aprendizaje lo pone en práctica al ejercer por 20 años el cargo de Supervisor de Taladros de Perforación en PDVSA (San Tomé del estado Anzoátegui) y además 3 años de supervisor de reacondicionamiento de Taladros en “AKERE Energy” en el mismo estado. En la actualidad una de las destacadas labores que desempeña en tierras guayanesas es promover el folklor, la cultura y proyectar a artistas y personajes llaneros ligados a estos menesteres a través de los medios de comunicación donde tiene cabida, de ahí que su nombre es conocido ampliamente en el medio artístico y social guayanés por tan encomiable actividad. Nunca deja de halagar a sus paisanos Reinaldo Armas y Euclides Leal, igualmente a Rubén Gamarra, Jorge Guerrero, Teo Galíndez, Ramoncito Pérez, Nelson Morales y José Ali Nieves entre otros.
Francisco comenta que su seudónimo “Canapial” no proviene del reptil común de los llanos ni tampoco de la persona que se embriaga constantemente, sencillamente porque desde los 30 años ya tenía su pelo canoso y en una oportunidad un cantante amigo lo invita a cantar y al mirarle el pelo le dice “usted es turpial canoso”. De ahí que concluyó en “Cana” por lo canoso y “pial” por lo de turpial.
Esta corriente por divulgar los valores culturales del llano nace del amor propio que siente de estas calurosas regiones, pues considera que la vida llanera proviene de una cultura ancestral bien cultivada y que actualmente hay que darla a conocer a través de los medios comunicacionales que nos provee la tecnología en estos tiempos y así lograr que nuestro folclor llanero no tenga fronteras. Gracias a esa pasión ha adquirido destrezas en realizar reseñas y videos a cantantes llaneros, diseños de afiches para eventos, incursionar en las redes sociales y componer versos entre otras cosas.
En sus remembranzas no olvida su participación como jurado en el Primer Festival de música recia y contrapunteo “Mamá Pancha de Oro” realizado en Santa María de Ipire y las ferias de la misma ciudad en 1991; igualmente las acciones emprendidas cantando en diversos escenarios de Ciudad Bolívar, sur de Anzoátegui y Valle La Pascua. 
Francisco cuenta entre sus andanzas una anécdota típica del llano: En su época juvenil crió una becerra huérfana con tetero hasta que llegó la oportunidad de soltarla con el rebaño. En una ocasión su hermano la observa en la sabana con sangre en una oreja y le cuenta a Francisco sobre el padecimiento del animal; este le responde que por qué no la curó, obteniendo de respuesta: “porque no se dejó agarrar”. Un poco encarado Francisco dice: “Yo iré a la sabana con el pote de tópico y sin mecate alguno la agarraré y la curaré”. El hermano le respondió como todo llanero incrédulo: “Eso hay que verlo”. En efecto, Francisco fue a la sabana, se acerco al rebaño, le mugió a la becerra, esta se acerco, la abrazó y la curó. Lógico, el animal por menos razón que tenga su instinto siempre lo va a acercar a la persona que lo crió, aunque haya pasado el tiempo.
En la actualidad Romero imparte su sentimiento llanero en una emisora de Ciudad Bolívar con su programa “La hora del Canapial” y los sábados transmite a una radio colombiana, vía “skype”, un espacio que le facilitaron del programa “Ecos de la llanura” el cual Francisco titula “El Canapial y sus cosas”, además de las oportunidades recibidas de otras emisoras locales. En fin, así es este dicharachero y humilde llanero hasta la médula, amigo de las verdades del llano.
alirioacosta22@yahoo.com.ve
Cortesía de http://www.diarioelprogreso.net/
Lamentablemente Francisco "Canapial" falleció a principios de este mes de mayo, se enluta la llanura con esta perdida de un gran baluarte de nuestro folklor. Dios lo tenga en su gloria, cámara...